Constitución del Principado de Laàs en Béarn

Preámbulo: Los artículos de la presente Constitución son los pilares del Principado. Se invita a los ciudadanos a que la respeten. Este texto presenta nuestros ideales y la forma en que operamos.

I – NATURALEZA Y FORMA DEL ESTADO:

Artículo 1: El Principado de Laàs es un territorio francés, bajo soberanía francesa y sujeto a la administración de dicho país. Se rige por las mismas leyes e instituciones.

Artículo 2: El Principado de Laàs reconoce los principios universalmente aceptados del derecho internacional público.

Artículo 3: La Declaración Universal de Derechos Humanos aplica sin excepción al Principado de Laàs.

Artículo 4: El Principado de Laàs respeta y fomenta los principios de libertad, igualdad y fraternidad en su actuar.

Artículo 5: El pueblo de Laàs define la existencia geográfica del Principado, pero sus ciudadanos no conocen fronteras. Está abierto al mundo y recibe en su círculo a cualquier persona que acate su constitución actual, sin importar su religión u origen. Cada ciudadano cuenta con un pasaporte y, por lo tanto, una doble nacionalidad; la nacionalidad «laasena» y su nacionalidad de origen.

II – GOBIERNO Y EMBLEMAS

Artículo 6: El Principado de Laàs es una monarquía constitucional, gobernada por un principado parlamentario doble; el presidente de la República de Francia y el obispo que representa a la Iglesia Católica en la zona.

Artículo 7: Cada 5 años, se designa un rey y una reina—personalidades de la cultura francesa—de forma no remunerada.

Artículo 8: El alcalde de Laàs es el primer ministro del gobierno del Principado de Laàs, y los habitantes del pueblo ocupan los distintos ministerios.

Artículo 9: El primer ministro designa los embajadores mundiales del Principado. Dichos embajadores, que deben firmar un estatuto, promueven el pueblo de Laàs y contribuyen al desarrollo de sus proyectos.

Artículo 10: El Principado de Laàs tiene dos idiomas oficiales: francés y bearnés.

Artículo 11: El Principado de Laàs usa la divisa francesa, así como su propia divisa (el vaquette).

Artículo 12: El lema «Pasión y osadía», la bandera y el escudo del Principado de Laàs son imprescriptibles. Sus emblemas son y seguirán siendo las vacas bearnesas con cencerro, la corona del barón, la mazorca de maíz, la vieira, el puñal (símbolo de la capacidad de defender los intereses propios y los atributos de San Bartolomeo, patrono de la iglesia de Laàs), y la estrella (símbolo de mirar al futuro). Los colores del Principado son el blanco, el dorado, el rojo intenso y el azul rey.

Artículo 13: Las barreras aduaneras de entrada y salida de Laàs siempre están abiertas. La función del funcionario aduanero se desempeñará de forma voluntaria y no remunerada.

Artículo 14: El Principado de Laàs se reserva el derecho a expedir un certificado de matrimonio oficial y principesco.

III – PARTICIPACIÓN DE LA CIUDADANÍA

Artículo 15: Las acciones políticas, económicas o sociales que realiza el Principado de Laàs se hacen dentro de un marco ético. El origen de los fondos, el capital, los activos líquidos o los bienes que se reciban o usen será sometido a un control estricto.

Artículo 16: El Principado de Laàs garantiza la protección de su entorno natural y lucha en contra de su degradación.

Artículo 17: El dinamismo del pueblo solo se mide en función del indicador de la calidad de vida; el BNL (Bonheur Net Local). Se prohíben los impuestos directos.

Artículo 18: El Principado de Laàs es un territorio pacífico que no cuenta con defensa interna y que mantiene una posición neutra ante los conflictos externos. Permanece bajo la protección del ejército francés.

Artículo 19: El Principado de Laàs se compromete a promover el desarrollo turístico y económico del territorio bearnés, con el fin de potenciar su patrimonio y destacarlo a nivel internacional, así como explorar todos los recursos jurídicos y administrativos de forma que el territorio se beneficie de las excepciones o de sus propios experimentos.

Artículo 20: Cualquier actividad comercial que se realice dentro del Principado de Laàs solo compromete las estructuras comerciales construidas en paralelo.

Cualquier enmienda a la presente Constitución requiere la aprobación del primer ministro y el voto mayoritario de los ciudadanos que se desempeñen como ministros.

Pasión y osadía

Al combinar humor y glamour, la creatividad elegante y sorprendente del Principado le ofrece a su entorno la oportunidad de mostrar su arte de vivir. Romanticismo francés, generosidad…¡el Principado de Laas demuestra que el campo puede ofrecer cosas únicas, auténticas y a veces incluso poco comunes! La pasión de un territorio y la audacia de sus hombres…en pos de la innovación.