En los últimos años, el gobierno francés ha decretado que los municipios rurales, que anteriormente contaban con cierta autonomía, deberían agruparse. ¿Pero por qué? ¿Y qué significa esto? Laàs rechaza cualquier medida cuyo objetivo sea despojar a los municipios rurales de su libertad de expresión o creatividad, principalmente ya que tales leyes casi siempre son formuladas en los pasillos del poder urbano.

Aquellas medidas, que crean una nueva jerarquía territorial, destruyen el vínculo entre los ciudadanos y sus autoridades electas locales. Constituyen un ataque contra la identidad rural. El alcalde de Laàs, Jacques Pedehontaà, considera que la política local es una parte integral del proceso democrático y un recurso valioso para construir una comunidad, un gobierno ético y fomentar la solidaridad. Es por esto que Laàs se ha proclamado a sí mismo un principado, con el objetivo de seguir siendo amo de su propio destino. El genio tras esta locura desea ir aún más allá, sin que se llegue a convertir en una farsa, y generar publicidad para el municipio. El Principado logrará su objetivo con gran humor y con un espíritu provocativo; establecer un modo alternativo de desarrollo rural y elaborar otro plan de acción para los municipios que han sido olvidados.

En 2015, el Principado de Laàs creó un escudo, una bandera, una constitución, un logo, e incluso un control fronterizo en la entrada del pueblo. Rechazamos la idea del separatismo o de la exclusión del mundo en general. En lugar de eso, ¡Laàs quiere crear fronteras para declarar que está ABIERTA! Es por esto que estamos trabajando para desarrollar una red global de embajadores, cuya misión es elevar el perfil de nuestro proyecto y recaudar fondos.

Mediante nuestro enfoque, el Principado desea:

• Convertirse en un destino turístico por mérito propio al aumentar nuestra capacidad de recibir visitantes y la cantidad de puntos de interés turístico de nuestro municipio.

• Fortalecer la identidad local y mejorar nuestro pueblo en los siguientes ámbitos: arquitectura, naturaleza, terroir, artesanías y agricultura. Béarn, el nombre de nuestra región, debe desarrollar una personalidad sólida y singular.

• Fomentar la creación de empleos a través de proyectos nuevos.

• Limitar el éxodo rural de pueblos pequeños debido al envejecimiento de la población.

  • Reunir actores económicos y brindarles una estructura de apoyo.
  • Construir una plataforma que nos permita vender bienes que eleven el perfil de nuestro pueblo y contribuyan a la economía local.
  • Enlace de comerciantes (incluida la contraseña)

Pendiente…